Las resistencias son unos elementos eléctricos cuya misión es dificultar el paso de la corriente eléctrica a través de ellas. Su característica principal es su resistencia óhmica. La resistencia óhmica de una resistencia se mide en ohmios, así como dos de sus múltiplos: el Kilo-Ohmio (1KΩ) y el Mega-Ohmio (1MΩ). El valor resistivo puede ser fijo o variable. En el primer caso hablamos de resistencia común o fija y en el segundo de resistencia variable, ajustables, potenciómetros y reóstatos. La resistencia fija puede clasificarse en dos grupos, de acuerdo con el material con el que están constituidas: “resistencia de hilo”, solamente para disipaciones superiores a 2 W, y “resistencia química” para, en general, potencias inferiores a 2 W.