Los capacitores eléctricos son dispositivos pasivos, utilizados en electricidad y electrónica, capaz de almacenar energía sustentando un campo eléctrico. Están formados por un par de superficies conductoras, generalmente en forma de láminas o placas, en situación de influencia total separadas por un material dieléctrico o por el vacío. Las placas, sometidas a una diferencia de potencial, adquieren una determinada carga eléctrica, positiva en una de ellas y negativa en la otra, siendo nula la variación de carga total.

Aunque desde el punto de vista físico un capacitor no almacena carga ni corriente eléctrica, sino simplemente energía mecánica latente; al ser introducido en un circuito se comporta en la práctica como un elemento “capaz” de almacenar la energía eléctrica que recibe durante el periodo de carga, la misma energía que cede después durante el periodo de descarga.

La capacidad depende de las características físicas del capacitor:

  • Si el área de las placas que están frente a frente es grande la capacidad aumenta
  • Si la separación entre placas aumenta, disminuye la capacidad
  • El tipo de material dieléctrico que se aplica entre las placas también afecta la capacidad
  • Si se aumenta la tensión aplicada, se aumenta la carga almacenada.

Compra con nosotros distintos tipos de capacitores: capacitores electrolíticos, capacitores de poliéster y capacitores de cerámica. Aprovecha la capacitancia de estos componentes eléctricos en tus distintos proyectos eléctricos y de electrónica, en tus trabajos escolares o en tu taller de reparaciones. Puedes ordenar dependiendo del uso que les quieras dar.

Para ti que realizas proyectos independientes, escolares o reparaciones y necesitas de materiales de calidad, con nosotros encontrarás  varios capacitores con una amplia gama de valores para que elijas el más adecuado a tus necesidades. Realiza tus proyectos de electrónica con nuestros productos, seguro encontrarás lo que necesitas.